Tag: SEO

Una keyword es una palabra clave que resume un conjunto de términos que los usuarios utilizan a la hora de realizar una búsqueda en cualquier buscador a través de la red. Las keywords son clave y de ayuda para una eficiente estrategia SEO, ya que si no las añadiéramos,  dicha estrategia no tendría ningún sentido. Para su correcta elección debemos tener en cuenta antes algunos conceptos muy importantes que nos ayudarán a establecerlas correctamente.

TIPOS DE BÚSQUEDA

En primer lugar debemos saber cómo nuestros usuarios potenciales realizan búsquedas a través de los navegadores. Los internautas realizan dos tipos de búsquedas:

Según volumen de búsqueda o especificidad de nuestro tema. Lo más sencillo aquí es dividir este tipo de búsqueda en:

  • Amplias. Son las más genéricas y la que mayor cantidad de datos ofrecen. En este tipo es difícil diferenciarse, y por ello es importante crear un buen SEO para aparecer entre las primeras búsquedas que arroje el buscador. Un ejemplo de este tipo de búsqueda sería la keyword: “ordenadores”.
  • Normales. Aquí aparece ya el término segmentación ya que el cliente busca algo más específico pero quiere mucha información todavía. Aumentando la definición anterior, una keyword normal sería, en este ejemplo: “ordenadores portátiles”.
  • Específicas. En este tipo de búsqueda es donde aparecen las oportunidades para diferenciarnos con la competencia. Incluye el término exacto sobre lo que el cliente está buscando. Cuando el usuario introduce esta búsqueda tiene totalmente claro qué es lo que busca. Tomemos como ejemplo lo siguiente: “Ordenadores portátiles procesador i5”

Según la intención que creamos que tiene el usuario. ¿Qué desea hacer el usuario? Nosotros sabemos lo que ofrecemos, entonces sabremos qué desea obtener el usuario una vez que accede a nuestra página. Para una mejor comprensión de ello dividiremos estas búsquedas en tres:

  • Navegación. El usuario aquí sabe que quiere obtener, pero no tiene claro cómo hacerlo. Es por ello que pone una serie de palabras clave en el buscador para que este le ofrezca diferentes opciones y poder realizar comparaciones.
  • Compra. El objetivo del usuario es comprar algo e incluir este término en nuestra meta-descripción de nuestro site web puede ser clave a la hora de aparecer de los primeros en los resultados que arroje el buscador.
  • Directa. Aquí no influimos realmente, ya que el usuario ya conoce nuestra página y accede a ella poniendo la URL directamente. Por ejemplo “www.tumarcadeordenador.com”.

UBICACIÓN

¿Dónde deben ir incluidas nuestras keywords dentro de nuestra página web? Es una pregunta muy importante, ya que las palabras establecidas en determinados sitios tendrán mucha importancia, únicamente,  por estar donde están. Estas ubicaciones pueden ser:

  1. URL. Normalmente aquí se ve reflejado el nombre de nuestra marca y la parte de nuestra web a la que se va a dirigir el usuario. Estas dos cosas son innegociable que se encuentren dentro de nuestro listado de keywords.
  2. Título del artículo o contenido. Si vamos a hablar sobre “métricas a utilizar en Tumblr” (una publicación anterior en nuestro blog), deberemos incluir al menos como palabras clave “métricas” y “Tumblr”.
  3. Subtítulo. Las palabras clave más importantes estarán incluidas en este apartado.
  4. Meta descripción. Encargarnos de desarrollar nuestras palabras claves, enlazarlas con frases coherentes y atractivas.
  5. Palabras en negrita. Las keywords que vayan incluidas en el texto hay que señalarlas en negrita, le estaremos otorgando más importancia.
  6. Enlaces a otros sitios o páginas. Si creamos, por ejemplo, un hiperenlace en tu artículo a nuestro perfil en Facebook o a hacemos referencia a otra página web, incluiremos dicha red social o página cómo keyword.

Cómo elegir mejor nuestras palabras clave o keywords

Ahora bien… ¿Cómo elegir mejor nuestras palabras clave o keywords?

  1. Segmentar según nuestro público objetivo. Si tenemos claro a quien deseamos dirigirnos, usaremos las palabras que creamos que encajen mejor con lo que vamos a ofrecer, vender, etc.
  2. ¿Qué buscan los usuarios? Ofrecérselo. Antes de nada debemos conocer las necesidades o preferencias que nuestros usuarios potenciales presenten, para que, de este modo,  poder ajustarnos a ellas y conseguir un buen resultado.
  3. Tener en cuenta a nuestra mejor competencia. Si no tenemos una estrategia clara o tenemos dudas a la hora de aplicarla, echemos el ojo sobre las palabras clave que utilicen las empresas top de nuestra competencia. Esto nos servirá para dos cosas:
    • Si nuestra búsqueda es genérica podremos utilizar las mismas palabras claves.
    • Si nuestra búsqueda es más específica nos permitirá observar cuales son las que no usan nuestra competencia y, por tanto, podremos valorar su inclusión para lograr diferenciación.
  4. No nos compliquemos, seamos específicos. No incluyamos palabras difíciles, seamos sencillos. Los usuarios no van a realizar búsquedas complejas a no ser que el tema en cuestión sea extremadamente específico. Y , en estos casos, el usuario ya suele practicar la búsqueda directa, es decir, introducir directamente la URL web.
  5. La keyword principal debe ir incluida en el título. Este aspecto ya lo comentábamos antes, pero cabe destacar de nuevo que es obligatorio que nuestra keyword principal forme parte del título de la página o artículo en cuestión.
  6. Añadir sinónimos. Es una opción muy interesante a la hora de ampliar campos de búsqueda en los que seguir apareciendo entre los primeros y mantenernos en un buen posicionamiento.
  7. Ordenar las keywords según su relevancia. Si utilizamos cinco palabras clave dotémosla de un rango numérico según su importancia, quizás nuestra competencia no lo haga y nos permita adelantarla. Un pequeño detalle que nos puede dar un gran resultado.
  8. Palabras que conformen un listado. Si en nuestro artículo o sección de la página web incluimos un listado sobre el tema en cuestión, debemos añadir los puntos más importantes a nuestras keywords.
  9. Descartar las que no nos sirvan. Aquí es muy importante el concepto de “calidad antes que cantidad”. No tengamos palabras claves por tener, utilizar las que creamos que de verdad nos van a dar un buen resultado.

PORTADA ITELLIGENT INBOUND MARKETING

De una forma muy simple, se podría definir Inbound Marketing como un conjunto de técnicas de marketing digital, SEO, analítica web, etc. que te permitan captar clientes. A través de estas técnicas es sencillo alcanzar tu objetivo ya que su puesta en marcha es simple. La dificultad la encontramos en la creación de una estrategia adecuada para poner en práctica estas técnicas en sí, ya que la multitud de opciones existentes son muchas.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que todos los pasos a seguir en dicha estrategia deben tener el sello de tu empresa, que el cliente lo identifique de forma clara y rápida tu marca.

Pasos básicos que debes añadir en tu estrategia de Inbound Marketing y cómo analizarlos:

ESTRATEGIA

1.Optimizar tu web para mejorar el SEO.

¿Qué decir del, tan importante, posicionamiento web? Si quieres que tus clientes sepan de ti, debes cuidar tu imagen y que Google aprecie la calidad de tu contenido para que así, te ofrezca entre sus usuarios. Si no queremos pagar para mejorar éste (SEM), deberemos seguir una serie de pautas. En este caso comentaremos las siguientes:

Objetivo. Establecer un objetivo claro y preciso, cualquier tipo de estrategia necesitará de él.

Web. Es indispensable que el contenido aquí sea de gran calidad ya que éste es clave para generar tráfico por toda la red. Por este motivo cobra importancia en el SEO incluir enlaces a diferentes páginas webs. El site web debe ser sencillo, con contenido atractivo y que la velocidad de navegación sea óptima.

INBOUND MARKETING

En el caso de que tu web se centre en el comercio electrónico donde se comercialice cualquier producto o servicio, el proceso de compra debe ser muy automático y sencillo. No es momento de preguntar, si no de ofrecer todo tipo de comodidades. El diseño de la web añade hoy en día un aspecto diferente a años atrás, y es que hoy en día la web tiene que estar optimizada para la navegación desde los dispositivos móviles. Tenlo en cuenta, cada vez es mayor el tráfico generado desde ellos.

Blog. ¿Aún no tienes un blog en tu página? Deberías. Créalo y dótalo de buen contenido, sobre actualidad y sobre la actividad que realiza tu empresa.  Este medio es un buen modo de contactar con tus clientes y generar interacciones en tu página web sobre los temas publicados.  A través de él puedes mejorar tu imagen y empezar a construir tu reputación.

Vídeo. Incluir vídeos en tu página puede mejorar mucho tu posicionamiento, y consecuentemente tu rendimiento.  El cliente de hoy en día para la publicidad prefiere el vídeo a la imagen -Google lo sabe, por eso que premia este tipo de contenido-. Eso sí, el vídeo no debe ser excesivamente largo.

Mejora lo que ofreces y cómo lo ofreces. Esto no es nada nuevo, es algo lógico. Ofrece algo mejor que tu competencia (por ejemplo, un mejor precio), mejora sus condiciones (de envío estaría bien) y ofrece comodidades (rápida gestión de compra). De este modo alcanzarás tu objetivo y aumentarás el tráfico.

2. Presencia en diferentes redes sociales.

¿Dónde está mi target? Seguro que en la época que nos encontramos están presentes en todo tipo de redes sociales. Debido a ello, nuestra presencia y constante actividad es vital para nuestra promoción, comunicación con ellos y conocerlos mucho mejor. Busca cuales son las redes sociales más utilizadas y dales la importancia según el puesto que ocupen. Cuanto más utilizada sea una red social, mayor alcance y mayor opción de obtener un engagement óptimo si cuidamos nuestra actividad.

3. Enfoque de la estrategia.

  • Lo importante son los clientes, no la empresa. Debes buscar siempre la fidelización. Es difícil conseguir un cliente, por lo tanto no dejes que se escape.
  • Conocer a mis clientes, tener en cuenta sus opiniones. Este aspecto es clave a la hora de realizar un buen proceso de segmentación, importantísimo de cara a una mejora de la oferta y de la rentabilidad.
  • Buscar un aumento de colaboradores. Tal y cómo mencionamos antes, Google quiere generar tráfico de una página a otra, así que aparte de ofrecerlo, debes conseguir que otras páginas generen tráfico a la tuya. Entran aquí en juego también la contratación de diferentes influencers que promocionen tu marca en las diferentes redes sociales. Cuida a quién contratas, ya que los clientes identificarán tu marca con quien la promocione.
  • Lograr un incremento de suscriptores. La newsletter tiene cierta antigüedad, pero actualmente sigue teniendo gran importancia por su alcance. Este dato no parece que vaya a cambiar, ya que la utilización del e-mail está totalmente globalizada.

Busca un contenido atractivo, que logre que la persona que habrá el e-mail haga click y acceda a tu web. Si incrementas tu número de suscriptores, estarás aumentando tu alcance, y además estarás obteniendo una información muy valiosa sobre los clientes.

ANALÍTICA

  1. Ventas y consecución de objetivos.

Una correcta contabilización de ellos es básica para después poder obtener resultados, porcentajes u obtención de determinados índices que después analizaremos.

  1. Tráfico web.

Tienes que conocer todo el tráfico que genera tu web, y para ello debes saber quién te visita, de donde proceden y que hicieron durante su visita. Ten en cuenta también los inicios de sesión realizados, que páginas o apartados fueron los más visitados, cuantas páginas visitan de media y cuanto duran dichas visitas. Además de conseguir estos datos, vigila lo siguiente:

  • Visitas al blog. Indispensable para saber si el contenido que publicas es interesante y propicia interacciones con tu público.
  • E-mail marketing. ¿Cuántas personas han llegado a mi web a través de mis e-mails?
  • Enlaces entrantes. Lo comentamos anteriormente, debes saber cuántas personas llegan a tu web gracias a referencias.
  1. Engagement redes sociales.

Nos ayudará a medir el esfuerzo realizado en las diferentes redes sociales en las que hayamos decidido estar presentes. Estableceremos cual es nuestro alcance en cada red social, y en el caso de que nuestra presencia en alguna no sea óptima, a través de estos datos decidiremos si es preciso seguir o no en ella. Por tanto, aquí mediremos las impresiones (me gusta en Facebook), interacciones (comentarios recopilados), clicks (enlaces de acceso a nuestra página), etc. Adicionalmente, si analizamos los datos obtenidos, encontraremos que días y en qué momento del día es más propicio publicar para provocar actividad con nuestros usuarios.

  1. Suscriptores o leads.

Mide la evolución de éstos, te permitirá saber si el contenido que estas generando es atractivo para tu target. Una buena opción en este apartado es clasificar a tus leads según sus preferencias, y por ejemplo, de este modo crear diferentes listas para la newsletter.

  1. Índices de rendimiento.

Hay muchos indicadores de rendimiento muy útiles para la medición de un objetivo. En este caso, vamos a mencionar tres de ellos:

  • ROI. Índice sobre el retorno de la inversión, mide el beneficio exacto de cada producto, el coste que ha requerido. Es importante obtenerlo ya que de él podríamos deducir si debemos dejar de utilizar una determinada técnica publicitaria, por ejemplo. El ROI también te ayudará saber qué producto da una mejor rentabilidad.
  • Coste por adquisición (CPA). ¿Cuánto me ha costado cada unidad vendida?
  • Conversión. Es el objetivo final. Es un porcentaje del total de usuarios que compran o realizan la acción que deseemos que hagan y han recorrido todo el proceso, desde mostrar interés hasta realizar la acción final, es decir, han pasado por el conocido funnel sales.

Todos estos datos te permitirán obtener un control total sobre tus propios intereses y sobre los usuarios. Saber si vas en la dirección correcta o necesitas utilizar medidas correctoras en el caso de no conseguir tu objetivo.

El mundo del marketing digital evoluciona a un elevado ritmo en la actualidad y por ello, las estrategias de dicho sector deben estar en continua actualización y ajuste a lo que el mercado requiere. Si no eres capaz de adaptarte y evolucionar te estas quedando rezagado respecto a tu competencia y por lo tanto, estarás fracasando.

Cualquier empresa quiere conseguir la fidelización con sus clientes y es aquí dónde gana enorme importancia las estrategias de e-mail marketing. Los clientes atraídos con esta estrategia suelen ser los más fieles.

Actualmente, para la creación de una eficiente estrategia de e-mail marketing debemos seguir una serie de pautas:

  • Captación de suscriptores. Existen tres formas predominantes: creación de una newsletter,  utilización de herramientas online de captación y creación de un Lead Magnet. El Lead Magnet supone dar algo al cliente a cambio de que éste te proporcione su e-mail, por ejemplo, ofrecer un descuento.
  • Segmentación. Una vez tengamos claro cómo lo vamos a hacer, tenemos que decidir a quién nos vamos a dirigir para así adaptarnos de una manera más eficiente a ellos.
  • Estrategia: establecimiento claro y preciso de los objetivos. Los objetivos en email marketing pueden variar mucho en su temática. Por ejemplo,  podemos establecer objetivos de: ventas, de crecimiento de alcance de clientes, de expansión de la marca, de tráfico, de fidelización…etc. Es clave no tener dudas y seguir un camino previamente planificado.
  • Creación de automatizaciones. Este apartado básicamente nos ahorra tiempo y trabajo manual. Nuestro público recibirá el contenido que deseamos inmediatamente después de ser publicado. Para ello, se pueden llevar a cabo dos estrategias:

-Utilización de la herramienta online Mail Relay, muy útil para gestionar un gran volumen de clientes.

-Automatización de la newsletter. Una herramienta muy común aquí es Feedburner.

Con la utilización de estas herramientas,  únicamente tendremos que analizar estadísticas e ir añadiendo los nuevos suscriptores a nuestras listas de mail.

  • Estrategia de Content Upgrade. Consiste en implantar un Lead Magnet en las secciones de tu página o publicaciones en las que los usuarios visitantes pasen más tiempo o accedan con más asiduidad.
  • Medición periódica de resultados. Establece un período para revisar tus resultados, ya sea semanal, mensual, etc.

Email Marketing_SEO_ITELLIGENT

PERO… ¿QUÉ RELACIÓN TIENE ESTO CON EL SEO?

Para que nuestro posicionamiento y tráfico web mejore, nuestra página tiene que ser de calidad. Esta calidad vendrá determinada según nuestra estrategia y acciones digitales, y si somos capaces de llevarlas a cabo correctamente.

El e-mail marketing tiene un objetivo hacia el cliente muy claro, informar sobre todo lo referente a la organización.

Por otra parte, el objetivo empresarial es hacer que accedan a la página web, generando tráfico, y por consiguiente, aumentar sus ventas o acciones deseadas. Para que el cliente acceda a la nuestra web a través de este medio, debemos cuidar el contenido a enviar a nuestros suscriptores. Este contenido debe:

  • Atraer inicialmente al usuario, lo más interesante y lo que el cliente quiere ver debe ir al principio.
  • Aportar valor, convencer al cliente.
  • Utiliza poco texto, no tardes en comunicar, el cliente se cansa muy rápido si ve contenido innecesario.
  • Utilizar imágenes, con ellas se permanece más tiempo en el e-mail en cuestión.
  • Suprime la publicidad, ya que en exceso causa mala impresión.

Una vez se haya accedido a nuestra página, en ella, no podemos descuidar la calidad ofrecida en el e-mail. Deberemos dar más razones al suscriptor para quedarse en ella. Cada vez más, los clientes identifican la calidad de un sitio web dependiendo del tipo de e-mail que reciban.

Para obtener un óptimo posicionamiento online, no basta con conformarse editando posts diariamente con el objetivo de mejorar el posicionamiento natural en el Social Media. Habría que detallar una estrategia en base a unos conceptos adquiridos que le permitan al Community Manager de la marca conseguir los objetivos planteados.

En el presente post se plantean 5 pasos a tener en cuenta a la hora de realizar dicha estrategia, y que además ayudarán a catapultar el posicionamiento online de una marca:

  1. Técnicas SEO.

Hablar de posicionamiento online es hablar de SEO. Se trata de ir ganando “puntuación” en Google a modo de que pueda aumentar el posicionamiento en los buscadores en base a unas reglas genéricas que normalmente no suelen cambiar demasiado: Número de visitas al sitio web, tiempo de permanencia en el mismo, palabras clave (key words), backlinks de calidad, enlaces internos, etc.

Existen muchas otras acciones además de las mencionadas para ir ganando dichos “puntos”, no obstante es importante mantenerse informado a cerca de esta materia siguiendo a blogs profesionales que detallen información y nuevas técnicas para mejorar el SEO de una marca.

posicionamiento online

  1. Persuadir con la ayuda de un buen Storytelling.

El Storytelling es una técnica que permite crear un vínculo emocional con el cliente a través de un mensaje contado como una historia que apele a sentimientos y vivencias personales. De esta forma conseguimos que nuestros seguidores se sientan identificados con la marca, encuentren algo que les motive, por tanto incrementamos el seguimiento online activo a nuestra marca.

Es importante conocer técnicas psicológicas que ayuden a crear una historia coherente y emotiva, pues:

Somos animales emocionales y son las emociones quienes mueven nuestros actos.

  1. Utilizar correctamente las Redes Sociales mejora el posicionamiento.

Obtenemos un gran potencial en nuetra estrategia de marketing online si utilizamos correctamente el amplio abanico de Redes Sociales que a día de hoy tenemos a mano. No sólo en cuanto a posicionamiento, utilizando bien las Redes Sociales podemos mejorar nuestro potencial en estrategias de comunicación, influencia online o difusión de nuestra imagen corporativa.

No hay porqué usar todas las Redes Sociales que actualmente existen en la red, aunque sería lo ideal. Se pueden elegir aquellas Redes Sociales que mejor se adapten a nuestra estrategia o aquellas que contribuyan mejor a la consecución de los objetivos de la marca. Nosotros por ejemplo, usamos Facebook, Twitter, Linkedin y Google+ para llevar a cabo nuestra estrategia online. Para un uso correcto de Twitter puedes consultar en Sácale partido a tu cuenta en twitter en nuestro blog corporativo, ayudará a mejorar la estrategia online en dicha Red Social.

Las redes sociales cada vez tiene mayor peso en el posicionamiento natural en Google. No se trata de estar por estar, sino de crear engagement con comentarios, viralización del contenido, me gusta, etc. Google entiende como de mayor calidad el contenido que es viralizado, compartido por terceros y comentado.

  1. Crear contenidos de valor.

El marketing de contenidos juega una gran baza en una estrategia de fidelización de clientes. Pero no basta con publicar contenidos constantemente. Estos contenidos deben tener una lógica constructiva en cuanto que a la temática sea interesante y beneficiosa para el cliente y por tanto, que tenga que ver con aquello con lo que se dedique la empresa.

El marketing de contenidos comenzará a dar sus frutos cuando ya llevemos un cierto tiempo generando contenido, lo cual aumentará el tráfico tanto en la web corporativa como el blog u otra plataforma.

Es importante generar contenido propio, pero no siempre es fácil. Para evitar tener “lagunas” de contenido en nuestras plataformas, podemos buscar fuentes relacionadas con la materia a la que nos dedicamos, siempre teniendo en consideración que dicha fuente sea seria.

  1. Videoblogs.

Está ganando mucha importancia esta técnica recientemente gracias a la mejora técnologica y a la gran difusión que ofrecen las Redes Sociales en cuanto a vídeos. Además de incrementar el tráfico en nuestra web, ofrece credenciales al cliente en cuanto a que mostramos que hay personas detrás de la mera imagen corporativa.