Tag: posicionamiento en buscadores

Una keyword es una palabra clave que resume un conjunto de términos que los usuarios utilizan a la hora de realizar una búsqueda en cualquier buscador a través de la red. Las keywords son clave y de ayuda para una eficiente estrategia SEO, ya que si no las añadiéramos,  dicha estrategia no tendría ningún sentido. Para su correcta elección debemos tener en cuenta antes algunos conceptos muy importantes que nos ayudarán a establecerlas correctamente.

TIPOS DE BÚSQUEDA

En primer lugar debemos saber cómo nuestros usuarios potenciales realizan búsquedas a través de los navegadores. Los internautas realizan dos tipos de búsquedas:

Según volumen de búsqueda o especificidad de nuestro tema. Lo más sencillo aquí es dividir este tipo de búsqueda en:

  • Amplias. Son las más genéricas y la que mayor cantidad de datos ofrecen. En este tipo es difícil diferenciarse, y por ello es importante crear un buen SEO para aparecer entre las primeras búsquedas que arroje el buscador. Un ejemplo de este tipo de búsqueda sería la keyword: “ordenadores”.
  • Normales. Aquí aparece ya el término segmentación ya que el cliente busca algo más específico pero quiere mucha información todavía. Aumentando la definición anterior, una keyword normal sería, en este ejemplo: “ordenadores portátiles”.
  • Específicas. En este tipo de búsqueda es donde aparecen las oportunidades para diferenciarnos con la competencia. Incluye el término exacto sobre lo que el cliente está buscando. Cuando el usuario introduce esta búsqueda tiene totalmente claro qué es lo que busca. Tomemos como ejemplo lo siguiente: “Ordenadores portátiles procesador i5”

Según la intención que creamos que tiene el usuario. ¿Qué desea hacer el usuario? Nosotros sabemos lo que ofrecemos, entonces sabremos qué desea obtener el usuario una vez que accede a nuestra página. Para una mejor comprensión de ello dividiremos estas búsquedas en tres:

  • Navegación. El usuario aquí sabe que quiere obtener, pero no tiene claro cómo hacerlo. Es por ello que pone una serie de palabras clave en el buscador para que este le ofrezca diferentes opciones y poder realizar comparaciones.
  • Compra. El objetivo del usuario es comprar algo e incluir este término en nuestra meta-descripción de nuestro site web puede ser clave a la hora de aparecer de los primeros en los resultados que arroje el buscador.
  • Directa. Aquí no influimos realmente, ya que el usuario ya conoce nuestra página y accede a ella poniendo la URL directamente. Por ejemplo “www.tumarcadeordenador.com”.

UBICACIÓN

¿Dónde deben ir incluidas nuestras keywords dentro de nuestra página web? Es una pregunta muy importante, ya que las palabras establecidas en determinados sitios tendrán mucha importancia, únicamente,  por estar donde están. Estas ubicaciones pueden ser:

  1. URL. Normalmente aquí se ve reflejado el nombre de nuestra marca y la parte de nuestra web a la que se va a dirigir el usuario. Estas dos cosas son innegociable que se encuentren dentro de nuestro listado de keywords.
  2. Título del artículo o contenido. Si vamos a hablar sobre “métricas a utilizar en Tumblr” (una publicación anterior en nuestro blog), deberemos incluir al menos como palabras clave “métricas” y “Tumblr”.
  3. Subtítulo. Las palabras clave más importantes estarán incluidas en este apartado.
  4. Meta descripción. Encargarnos de desarrollar nuestras palabras claves, enlazarlas con frases coherentes y atractivas.
  5. Palabras en negrita. Las keywords que vayan incluidas en el texto hay que señalarlas en negrita, le estaremos otorgando más importancia.
  6. Enlaces a otros sitios o páginas. Si creamos, por ejemplo, un hiperenlace en tu artículo a nuestro perfil en Facebook o a hacemos referencia a otra página web, incluiremos dicha red social o página cómo keyword.

Cómo elegir mejor nuestras palabras clave o keywords

Ahora bien… ¿Cómo elegir mejor nuestras palabras clave o keywords?

  1. Segmentar según nuestro público objetivo. Si tenemos claro a quien deseamos dirigirnos, usaremos las palabras que creamos que encajen mejor con lo que vamos a ofrecer, vender, etc.
  2. ¿Qué buscan los usuarios? Ofrecérselo. Antes de nada debemos conocer las necesidades o preferencias que nuestros usuarios potenciales presenten, para que, de este modo,  poder ajustarnos a ellas y conseguir un buen resultado.
  3. Tener en cuenta a nuestra mejor competencia. Si no tenemos una estrategia clara o tenemos dudas a la hora de aplicarla, echemos el ojo sobre las palabras clave que utilicen las empresas top de nuestra competencia. Esto nos servirá para dos cosas:
    • Si nuestra búsqueda es genérica podremos utilizar las mismas palabras claves.
    • Si nuestra búsqueda es más específica nos permitirá observar cuales son las que no usan nuestra competencia y, por tanto, podremos valorar su inclusión para lograr diferenciación.
  4. No nos compliquemos, seamos específicos. No incluyamos palabras difíciles, seamos sencillos. Los usuarios no van a realizar búsquedas complejas a no ser que el tema en cuestión sea extremadamente específico. Y , en estos casos, el usuario ya suele practicar la búsqueda directa, es decir, introducir directamente la URL web.
  5. La keyword principal debe ir incluida en el título. Este aspecto ya lo comentábamos antes, pero cabe destacar de nuevo que es obligatorio que nuestra keyword principal forme parte del título de la página o artículo en cuestión.
  6. Añadir sinónimos. Es una opción muy interesante a la hora de ampliar campos de búsqueda en los que seguir apareciendo entre los primeros y mantenernos en un buen posicionamiento.
  7. Ordenar las keywords según su relevancia. Si utilizamos cinco palabras clave dotémosla de un rango numérico según su importancia, quizás nuestra competencia no lo haga y nos permita adelantarla. Un pequeño detalle que nos puede dar un gran resultado.
  8. Palabras que conformen un listado. Si en nuestro artículo o sección de la página web incluimos un listado sobre el tema en cuestión, debemos añadir los puntos más importantes a nuestras keywords.
  9. Descartar las que no nos sirvan. Aquí es muy importante el concepto de “calidad antes que cantidad”. No tengamos palabras claves por tener, utilizar las que creamos que de verdad nos van a dar un buen resultado.

En este post desglosamos los tres problemas más habituales que hacen fracasar un proyecto de monitorización de precios o pricing. De todo problema puede surgir una oportunidad si aprendemos a resolver de forma inteligente estos problemas habituales en pricing.  Por este motivo, además de exponer estos problemas, aportamos soluciones smart para enfrentarnos a ellos.

Problema 1: BIG DATA.

Los proyectos de monitorización de precios implica mantener ciento de miles o millones de precios diarios. Es complicado sacar a flote la información relevante frente al océano de datos que este  tipo de proyectos posee. Cuando el volumen de datos es alto, no solo es complicada la extracción de los datos, sino además encontrar la  información relevante se convierte en un reto

Por lo que,  ¿cómo evitamos este problemas?¿cómo encontramos la información relevante? Lo mostramos con un ejemplo.

Ejemplo. Amenazas y Oportunidades.

En un proyecto de pricing para una empresa de medio de transporte, los precios recopilados para rutas, días, horarios y billetes de viaje, se empleó un sistema de oportunidades y amenazas.

  • Amenazas. Es cuando el precio de la competencia está anormalmente bajo. Gracias a esta información, evitamos perder clientes y podemos actuar en consecuencia ante esta amenaza.
  • Oportunidades. Si el precio de mi competencia es habitualmente alto pero en algunos días es aún más alto, podemos aprovechar para subir nuestros precios y no perderé clientes.

AMENAZAS Y OPORTUNIDADES_Monitorización de precios¿Qué debe aportar un sistema respecto al volumen de datos?

  • Que extraiga datos de cualquier web.
  • Que te permita analizar cualquier precio. A través de un modelo, el sistema debe ser de ayuda para ver lo realmente relevante y no demorarse en temas accesorios.
  • Que posea un sistema de alertas: recibir alertas vía email.
  • Facilidad en extraer un histórico de los datos.

Problema 2: ONE SIZE DOESN´T FIT ALL. 

Cada sector posee peculiaridades diferentes que requieren soluciones diferentes por lo que “one size doesn´t fit all”. Es decir, no existe una única fórmula ni un software único y fijo para todo tipo de proyectos de pricing.

Por lo que, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir un software de monitorización de precios?

Ejemplo. Establecer elementos de filtraje adaptado al proyecto. 

Para un proyecto de viajes, tener un sistema de filtros sencillos para visualizar los datos a través de una gráfica que nos permita analizar los precios.

 

Filtraje_monitorizacion de precios

¿Qué debe aportar un sistema respecto a las peculiaridades del proyecto?

  • La herramienta debe adaptarse al sector y no el sector a la herramienta
  • La visualización de los datos debe adaptarse a las necesidades del proyecto
  • Debe poseer elementos de filtraje para facilitar la visualización de los datos.

Problema 3: PRODUCT MATCHING. 

Para la comparación de la competencia cada empresa nombra un mismo producto de forma diferente. Esto es un problema de product matching. 

El proceso de  Product Matching consiste en relacionar para distintas fuentes aquellos productos que son el mismo. Dependiendo del sector, el problema del Product Matching es más complejo o no.

Problema 3: Productos de Gran Consumo.

En los proyectos de productos de gran consumo (supermercado, zapatería, por ejemplo), determinar cuando un producto en dos webs diferentes es el mismo, puede ser trivial.

Existen dos enfoques para solventar el problema que conlleva el Product Matching: técnica de similitud de textos y técnicas de aprendizaje automático para generar modelos que realicen el matching entre productos.

Product Matching_monitorizacion de precios

¿Qué debe aportar un sistema respecto al Product Matching?

En muchos sectores como el retail, electrónica y productos de gran consumo, este problema es algo muy importante y habitualmente se pasa por alto (overlook) no se le da la importancia que realmente tiene. Es fundamental que un sistema de pricing tenga una herramienta sofisticada que ayude a realizar el Product Matching.

Estos tres problemas son requisitos mínimos que debe tener en cuenta cualquier proyecto de pricing, pero, también, cada proyecto posee necesidades específicas según el sector y tipo de empresa sea.

A continuación os especificamos cinco necesidades específicas en proyectos de monitorización de precios:

  • OBTENER PRECIOS DESDE DISTINTOS PAÍSES SOBRE UNA MISMA WEB. Para una misma web y un mismo producto, poseen precios diferentes según desde que IP se entre en la misma.
  • OFUSCACIÓN DE PRECIOS. A partir de un seguimiento del precio podemos hacer acciones que nos ayude a mejorar nuestra oferta. Si entendemos el patrón de fijación de precios de la competencia, podemos darle la vuelta a la situación y atacar con una estrategia de choque.
  • POSICIONAMIENTO EN BUSCADORES. El objetivo aquí es saber qué precio poner para aparecer en las primeras posiciones dentro de un buscador de precios.
  • MODELIZACIÓN DE PRECIOS. Generación de modelos predictivos para determinar la evolución del precio de la competencia. Modelización de precios y elasticidad a partir de datos internos para la fijación de precios óptimos. Es posible modelizar el efecto del precio en la demanda (elasticidad) con vista a incrementar los beneficios.
  • CAMBIOS AUTOMÁTICOS DE PRECIOS. En algunos casos, tener acceso al sistema interno de una empresa permite automatizar con ciertas reglas el cambio de los precios propios. Si la competencia está por debajo de “equis” €uros, automáticamente el sistema puede bajar un tanto por ciento menos. Ejemplo: “Bajar 20€ más el precio” si la competencia baja los precios a 25€.
  • INTELIGENCIA COMPETITIVA. Al extraer los datos de una web, no solo extraemos los precios de los productos de venta, sino además podemos saber si hay productos nuevos o productos que se han dejado de vender.