Category: Smart City

El pasado 6 de Septiembre el portavoz de la Junta de Andalucía Miguel Ángel Vázquez presentaba, tras la aprobación por parte del Consejo de Gobierno, el Plan de Acción de Andalucía Smart 2020. Con este Plan, Andalucía se convierte en la primera comunidad autónoma en  presentar un proyecto homogéneo de ciudades inteligentes que transforme a la misma en una Smart Region, mediante la copartición entre los modelos de acción de cada municipio.

Nuestro blog ha dedicado varias publicaciones a la temática de Smart Cities, y es que ITelligent es miembro del clúster Andalucía Smart City, pero nunca está de más definir un concepto que cada día adquiere mayor relevancia tanto en el sector público como el privado. Cuando hablamos de Smart Cities, nos referimos basicamente a la aplicación práctica de las nuevas tecnologías, Big Data, IoT etc. al día a día de nuestras ciudades. Persiguiendo principalmente el avance en sostenibilidad, calidad de vida y ahorro en la gestión pública que hagan de nuestras ciudades, ciudades inteligentes. Todo ello combinado con iniciativas emprendedoras que generen riqueza y empleo en la sociedad transformando el modelo productivo.

El Plan de Acción Andalucía Smart 2020, dentro de la Estrategia de Innovación de la Junta de Andalucía, cuenta con un presupuesto de unos 50 millones de euros, para un periodo de 5 años, aportados por la Junta de Andalucía, Fondos Europeos y agentes privados. Se establecen 7 lineas estratégicas de actuación para la implantación de las Smart Cities en Andalucía:

  • Gobernanza. Los ayuntamientos y sus vecinos así como todos los agentes con carácter participativo tomen decisiones transparentes y colaborativas en sus municipios.
  • Económico-Financiera. Publicación clara de fondos y fuentes de financiación y búsqueda constante de oportunidades y atracción de inversiones.
  • Seguridad. La privacidad y el tratamiento de datos personales en la Smart City con total transparencia.
  • Educación. Concienciar y educar en elementos TIC a la ciudadanía como elemento fundamental del nuevo modelo.
  • Legal. Establecer las competencias de los participantes en el desarrollo de los diferentes procesos.
  • Tecnológica.  Impulsar iniciativas tecnológicas para la implantación de medidas sostenibles e inteligentes.
  • Infraestructuras. La parte física y más visible de la consecución de los objetivos.

A través del modelo de colaboración público-privada, se plantea la consecución de una serie de objetivos durante el periodo de implementación del Plan y bajo la premisa de estos principios:

  • La generación de sinergias y colaboración entre las ciudades.
  • La apuesta por el I+D+i.
  • Fórmulas de financiación sostenibles.
  • Creación de un marco de desarrollo inteligente.
  • Orientación a la ciudadanía.
  • Apuesta por la eficacia y eficiencia.
  • Sostenibilidad.
  • Transparencia.
  • Participación.

En este sentido, la estrategia Andalucía Smart se concreta en la implantación de 12 medidas para conseguir que nuestras ciudades sean más inteligentes y sostenibles:

  • Libro blanco Andalucía Smart. Evaluación de ciudades y municipios de su nivel Smart para así ajustar su hoja de ruta.
  • Marco tecnológico. Necesidades tecnológicas, diseño e implantación del plan.
  • Bootcamps. Espacio de trabajo y entrenamiento para la transformación inteligente de las ciudades y municipios de Andalucía.
  • Red de agentes. Las entidades e instituciones encargadas de definir y gestionar el modelo a seguir.
  • Portal Colaborativo. Red para la compartición de los avances y  resultados de las diferentes intervenciones.
  • Centro I+D+I. Espacio dirigido a emprendedores, empresas TIC y universidades, entre otras.
  • Andalucia Smart Lab. Experimentar y testar las soluciones smart implantadas.
  • Oficina de asesoramiento. Estudios financieros de proyectos smart y que, igualmente, ayuda a los emprendedores.
  • Programa de financiación.
  • Plan de acción de inversiones. Recabar fondos en el extranjero con los que impulsar el desarrollo del objetivo.
  • Plataforma MOAD (Modelo Objetivo de Ayuntamiento Digital) y catálogo único de procedimientos administrativos. Mediante un convenio de colaboración, a lo largo de 2016 se implantará una versión única en más de 400 ayuntamientos, contribuyendo así al crecimiento inteligente de los municipios y de la región a través de una iniciativa con claro impacto en el ámbito de la gobernanza.
  • Estrategia de comunicación. Comunicar a la ciudadanía todos los pasos que se vayan dando en la estrategia Andalucía Smart.

Andalucía  Smart 2020 nace para colocar a Andalucía a la vanguardia smart y no quedar rezagada cómo en otros capítulos de nuestra historia, y con la firme voluntad de impulsar el desarrollo de Andalucía mediante la colaboración entre las ciudades, las diferentes instituciones públicas, el sector privado y todos y cada uno de los andaluces. Del éxito del plan depende no sólo la mejora y la transformación de la habitabilidad en nuestras ciudades y la relación con la administración, sino la creación de un nuevo modelo económico en Andalucía que genere empleos y nuevas oportunidades de negocio a las empresas en Andalucía.

Conceptos como la movilidad, por el hecho de usarse a menudo, no dejan de ser abstractos para el colectivo. Si bien las ciudades activan cada cierto tiempo planes de movilidad, en la mayoría de ocasiones y salvo honrosas excepciones, no cumplen de manera eficiente su cometido. Uno de los errores más comunes en los planes de movilidad urbana es la confusión entre los conceptos de movilidad y accesibilidad.

Esto suele apreciarse en las acciones de mejora de la movilidad, ya que enfocan la accesibilidad como un simple factor que facilita en lo posible los desplazamientos, independientemente de la lógica de la planificación urbana o el estudio de posibles modificaciones futuras. Dicha confusión junto con otros errores, hacen que, salvo excepciones, los planes de movilidad  no alcancen los resultados deseados.

Es por ello importante acotar los términos de Movilidad  y Accesibilidad:

  • Movilidad: Conjunto de desplazamientos tanto de personas como de mercancías en un entorno físico. Se realizan por diferentes medios, vehículos, a pie, bicicleta, etc. y en diferentes franjas horarias. El objetivo de los mismos es salvar las distancias con los lugares que satisfacen nuestros deseos o necesidades, todo ello facilitado por la accesibilidad.
  • Accesibilidad: El objetivo que, en sí, persigue la movilidad a través de los medios de transporte. Además de los medios de transporte, la accesibilidad se ve influida también por factores como el desarrollo urbano o la distribución de los servicios.

Big Data en la movilidad

Ante la búsqueda de soluciones a los problemas, el primer paso es conocer y comprender los comportamientos de la población. Hasta el momento, respecto a la movilidad, los datos con los que se elaboraban los informes surgían de opiniones extraídas a través de encuestas, paneles de propuestas ciudadanas o información muy limitada a través de conteos puntuales en diversas localizaciones.

La digitalización y el análisis Big Data, permiten trabajar con grandes volúmenes de datos actualizados. Los dispositivos móviles, comparten y generan información, datos que viajan a antenas geolocalizadas. El buen procesamiento de ingentes cantidades de datos nos ofrecerá una visión detallada de la movilidad como nunca hasta ahora, con la que podremos sacar conclusiones muy ajustadas a la realidad.

El 90% de nuestro tiempo lo pasamos en compañía de dispositivos móviles, todo ello genera una huella digital. Podríamos pensar que el uso de los datos que vamos generando vulnera nuestra intimidad, aunque dichos datos en un primer momento  sean individuales, lo que realmente interesa es procesarlos de forma que describan los movimientos de multitudes y no de individuos.

movilidad-urbana

Algunos ejemplos de sus aplicaciones:

Partamos de un ejemplo preciso para comprender mejor cómo se ha venido recopilando la información para intervenciones en movilidad hasta el momento, y qué oportunidades nos ofrecen las nuevas tecnologías.

La literaria ciudad de Zalacaín el Aventurero, Villa de Urbía, ha pasado en pocas décadas de ser un tranquilo pueblo vasco, a una próspera ciudad de tamaño medio. Su crecimiento rápido y desordenado, junto a su especial orografía, han desembocado en importantes problemas de tráfico. La Gerencia de Urbanismo desea implementar varias acciones para mejorar la circulación del tráfico rodado. La primera de ellas será un plan de optimización de sus líneas de autobuses. Modificar las líneas de su red de transporte público con el objetivo de aumentar su cuota de uso y paliar, en gran medida, sus problemas de tráfico, adaptando los itinerarios a las necesidades actuales.

Hasta el momento, independientemente del presupuesto y la ambición de los planes, los informes básicamente se fundamentan en encuestas a los usuarios con sus opiniones, en el nivel de tráfico en determinados lugares y durante un cierto tiempo o en el volúmen de ocupación de las diferentes líneas. La ocupación de las lineas ofrece número de usuarios y en qué paradas se suben, pero nunca qué tramos de esa línea poseen más viajeros. En definitiva, datos que aportan una información muy determinada y en torno a un grupo poblacional pequeño con respecto al que se desea influir.

Actualmente, Urbía cuenta con una poderosa herramienta para la mejora en su movilidad. Los dispositivos móviles, que junto a los sensores y herramientas de geomarketing generarán una visión de la situación de la movilidad imposible de obtener antes. Cada persona que posee un dispositivo móvil transmite información sobre sus movimientos y cuándo los efectúa. Por ejemplo, los datos móviles permiten saber si 50 empleados de una empresa, usuarios de bus, caminan en demasía hasta la parada de bus más cercana a las oficinas. Como solución se podría colocar una marquesina más próxima y con una frecuencia de paradas que se ajuste a esa necesidad. Dicha mejora se puede ver no sólo transformada en una simple facilidad para usuarios, sino que podría fomentar el uso del transporte público a otros empleados que hacían uso del transporte privado, por no ser satisfactoria la situación del transporte público respecto de sus necesidades.

Transporte_movilidad_accesibilidad_bus

La S.D Urbía ha ascendido a Primera División, con lo que la afluencia de público al estadio Municipal Tellagorri aumentará. Si se trabaja de una manera clásica, se contará con la ayuda de datos como la capacidad del estadio, asistencia media esperada y estimaciones sobre los espectadores que pueden acudir en transporte público y privado en las horas punta, etc. Gracias a los dispositivos móviles y sensores interconectados podemos responder con gran precisión a el ¿Cuántos?, ¿Desde dónde?, ¿Cómo? y ¿A qué hora? se dirigen al estadio. Información fundamental en la aplicación de operaciones especiales de llegada y de salida, en los días de partido, inclusive dependiendo de las condiciones meteorológicas o del rival.

En las instalaciones que ofrecen servicios públicos, la localización de los mismos es fundamental para favorecer o no la accesibilidad en una ciudad. La capacidad de las nuevas herramientas otorgará de manera mucho más certera diferentes puntuaciones sobre la idoneidad de la ubicación entre las posibles, mucho más ajustadas con respecto de antiguos métodos.

¿De dónde proceden los datos?

El Big Data puede obtenerse mediante datos móviles generados por los ciudadanos, datos agregados de la red y/o sensores. Todos estos datos nos permiten:

  • Trabajar con datos objetivos, masivos y anónimos.
  • Obtener tendencias y comportamientos grupales no individuales.
  • La información es captada, no declarada.
  • Información sobre la frecuencias de los mismos.
  • Procedencias.
  • Conclusiones relevantes.

Todos estos datos se exportan y extrapolan a soportes visuales, mapas y gráficos, que ofrecen comportamientos reales y fiables de la población estudiada, a partir de los cuales se trabaja con mapas activos de la situación de la movilidad urbana y se establecen políticas de mejora y transformación, siempre en la búsqueda de ciudades más sostenibles y habitables. Actualmente no se podría decir que se trabaja con datos en tiempo real, pero si en plazos de tiempo muy cortos aunque se avanza para que pronto sea una realidad.

Todas estas aplicaciones del Big Data son también extrapolables a la empresa privada como eficaz herramienta para sectores como la gestión turística, la seguridad pública, el control de riesgos financiero, el sector inmobiliario, las consultorías de negocios o la macroestadística.

0

El pasado mes de mayo la Universidad de Navarra a través del IESE Business School, presentaba por tercer año consecutivo el Índice Cities in Motion 2016 (CIM). El Índice evalúa 181 ciudades de más de 80 países en función a 10 dimensiones claves durante el año 2015. En este post repasaremos los aspectos más atractivos del índice centrándonos especialmente en la presencia española de 7 ciudades en la clasificación: Barcelona, Madrid, Valencia, Málaga, A Coruña, Sevilla y Bilbao.

“El Índice Cities in Motion se ha diseñado con el objeto de construir un indicador (…) que permita medir sostenibilidad hacia el futuro de las principales ciudades del mundo, al igual que la calidad de vida de sus habitantes” AAVV (2016): Índice Cities in Motion. IESE Business School

CitiesMotion_graf2_eng

Las 10 dimensiones claves que se tienen en cuenta en el modelo de este Índice CIM son: Economía, Capital Humano, Cohesión Social, Medio Ambiente, Gestión Pública, Gobernanza, Planificación Urbana, Proyección Internacional, Tecnología, Movilidad y Transporte.

El índice establece, a través de 77 indicadores, una visión de la situación de las principales urbes en función a variables cuantitativas con datos objetivos y subjetivos. Con ello, se obtiene una radiografía de las ciudades tanto desde el análisis de datos comparables entre las ciudades como desde el enfoque de las opiniones de sus ciudadanos. La función que desea cumplir la publicación es la de ser una herramienta útil para la gestión urbana y todos sus agentes. Busca mejorar constantemente las ciudades ante el reto de ser el entorno hacia el que se dirige la población mundial. Actualmente más de la mitad de la población mundial vive ciudades y se espera que en 2050 lo haga más del 70% de la población.

CITIES IN MOTION 2016 (CIM)

La tabla basada en el año 2015 está liderada por Nueva York que recupera el puesto perdido en 2014 en favor de Londres, que completa el pódium en segundo puesto y con París en la tercera plaza. Si bien la clasificación mediante la aplicación de coeficientes a cada dimensión establece un orden lógico, el hecho de ser un índice que trabaja con tantos indicadores hace que podamos ver a las ciudades a través de sus fortalezas y sus debilidades. Como ejemplo, Nueva York, ciudad que liderando la tabla nos podría parecer que se acerca a ser una ciudad perfecta, concepto que varía en función de muchos factores, pero nada más lejos de la realidad, ya que ocupa el puesto 68º en Planificación Urbana, 93º en Medio ambiente y 161 en Cohesión social entre las 181 ciudades del ranking. La mejora de una ciudad debe enfocarse hacia la totalidad de los factores, creando sinergias entre ellos y no sólo en aquellos aspectos en los que tengamos mejores perspectivas.

Aspectos a tener en cuenta en el Índice CIM

Según el modelo del índice CIM 2016 publicado por IESE Business School, se establecen diez dimensiones claves para mejorar la sostenibilidade y calidad de vida que toda ciudad inteligente debe tener.  A continuación, realizamos un breve resumen de las ciudades que lideran en cada una de ellas:

  1. CAPITAL HUMANO. Dentro de esta dimensión se tienen en cuenta algunos índices como el número de población con Educación Superior, el número de Universidades y Escuelas de Negocio, el movimiento de estudiantes, el número de Museos y Galerías de Arte así como el gasto en Ocio y Cultura. Londres obtiene la mejor puntuación gracias a sus Escuelas de Negocio y sus universidades de talla internacional. Seis de las 10 primeras ciudades son estadounidenses.
  2. MEDIO AMBIENTE. Las emisiones de CO2, las emisiones de metano, el indice de polución, entre otros indicadores, configuran la dimensión Medio Ambiente en la que Zurich y Helsinki lideran por sus bajos niveles de polución y de emisiones de CO2. Las 10 primeras ciudades en esta dimensión son europeas.
  3. COHESIÓN SOCIAL. Los indicares para esta dimensión son los índices de Criminalidad y de Sanidas, la Tasa de Desempleo, entre otras. La capital finesa, Helsinki, vuelve a aparecer gracias a su bajo nivel de desempleo, distribución de la riqueza y el porcentaje más alto de ocupación de mujeres en puestos de gobierno 70%. Ocho de las 10 mejores clasificadas son europeas.
  4. En la dimensión de MOVILIDAD Y TRANSPORTE, los indicadores principales son los indices de tráfico general, por desplazamiento al trabajo, número de accidentes por carretera, número de estaciones de metro, numero de vuelos en el aeropuerto, etc. Seul ocupa el primer puesto liderando casi todos los indicadores, el 70% de las 10 primeras ciudades son europeas.
  5. ECONOMÍA. Esta dimensión incluye aquellos aspectos relacionados con el desarrollo económico, indicadores como el PIB, la productividad laboral, facilidades para comenzar un negocio y emprendedores, entre otros. Nueva York, capital financiera mundial obtiene las mejores puntuaciones por su nivel de PIB y gran presencia de casas matrices que cotizan en bolsa. En el TOP10 aparecen 8 urbes americanas.
  6. Copenhague manda en el aspecto de PLANIFICACIÓN URBANA, y Europa a nivel regional con 6 ciudades presentes entre las 10 primeras. Para esta dimensión, algunos de los indicadores que este estudio CIM ha tenido en cuenta son: número de personas por hogar, tiendas de bicicletas así como el uso de las mismas como transporte urbano, población con acceso a instalaciones sanitarias, entre otras.
  7. Washington gracias principalmente a sus bajos impuestos sobre las ventas y su peso diplomático lidera el apartado de GESTIÓN PÚBLICA. Ademas de estos indicares, para esta dimensión se tienen en cuenta otros como la tasa tributaria total, numero de embajadas y consulados, las reservas monetarias, entre otras. En Gestión Pública no existe presencia de ciudades europeas entre las 10 primeras, ya que consta de 5 americanas y 5 ciudades de Oriente Medio.
  8. PROYECCIÓN INTERNACIONAL. Para esta dimensión el CIM ha tenido en cuenta diversos indicadores como el número de turistas internacionales, número de congresos y eventos, sightsmaps (fotografias geolocalizadas extraidas de Internet), numero de hoteles, etc. París sigue comandando la tabla como en años anteriores gracias a sus visitantes internacionales y al número de fotográfias en Redes Sociales como PANORAMIO. Tras París, se encuentra Londres en esta dimensión.
  9. GOBERNANZA. Esta dimensión trata de medir la eficacia, la calidad y la buena orientación de la intervención del Estado. Canadá obtiene las mejores calificaciones por su defensa de los derechos y libertades de sus ciudadanos (índice de la fortaleza de los derechos legales) y sus bajos niveles de corrupción. La ciudad de Ottawa lidera esta dimensión junto a otras cuatro ciudades canadienses entre las diez primeras.
  10. TECNOLOGÍA. El primer puesto es ocupado por Tokio, gracias a su vanguardista política de gestión de datos e IoT. Entre los mejores clasificados en esta dimensión, tres son ciudades asiáticas y cuatro norteamericanas. Para esta dimensión se tienen en cuenta aspectos como el número de altas en Internet de banda ancha, numero de direcciones IP, número de usuarios  per capita en algunas Redes Sociales, índice de innovación, número de móviles y smartphones per capita, entre otros indicadores.

PRESENCIA ESPAÑOLA EN EL ÍNDICE “CITIES IN MOTION” 2016

El hecho de que la Universidad de Navarra sea la responsable del ICIM podría hacernos pensar que promueve la numerosa presencia de ciudades españolas, hasta siete. Pero nada más lejos de la realidad, su presencia no es testimonial ya que todas se encuentran entre las 70 mejor clasificadas, desde el 33º de Barcelona al 69º de Bilbao.

A continuación, desglosaremos la situación de las mismas a través de sus fortalezas y sus debilidades, de todo ello obtendremos desde aspectos en los que se debe mejorar, a gratas sorpresas que sitúan a algunas de ellas inclusive en el TOP 10 de algunos indicadores.

Ranking_Cities in Motion_2016

  1. Barcelona obtiene la mejor puntuación en Gobernanza y Proyección Internacional en la que ocupa el puesto 24 y 6 respectivamente a nivel internacional. También destaca en el puesto 10 en Movilidad y Transporte, dimensión en la que queda por detrás de Madrid a nivel mundial.
  2. Madrid lidera tres de las diez dimensiones de este estudio: Economía, Gestión Pública y Movilidad y Transporte. En este último, Transporte, ocupa el puesto 5 a nivel mundial.
  3. Valencia es la tercera ciudad española en aparecer en el ranking mundial gracias a sus buenos resultados en Cohesión Social  y Medio Ambiente (puestos 52 y 21 a nivel mundial). En cuanto a la Planificación Urbana es la segunda ciudad española en aparecer en el ranking.
  4. Málaga encabeza el listado nacional en Tecnología seguida de Sevilla.  Ambas ciudades andaluzas están a la vanguardia en tecnología, lo que refrenda el trabajo de sus exitosos parques tecnológicos. Se debe destacar la proyección internacional de la capital de la costa del sol: sus conexiones internacionales, afluencia de visitantes y presencia en las redes, hacen que ocupe el octavo lugar entre todas las ciudades del mundo.
  5. A Coruña ocupa el 60º mundial y es la cuarta ciudad española en aparecer en el ranking. Lidera en Capital Humano entre las españolas (16º del mundo) y está entre las 6 mejores ciudades del mundo respecto a la Planificación Urbana.
  6. Sevilla y Bilbao. Por parte de la capital andaluza destacan sus capacidades en tecnología entre las 50 ciudades a nivel general y en medio ambiente donde se coloca en el 26º lugar. Por parte de la capital Vizcaína, destaca en niveles de Economía -superiores a Barcelona- y datos positivos tanto en Gobernanza (30º) como en Planificación Urbana (34º), lo que acredita el buen trabajo de Bilbao durante las últimas décadas.

 

Aspectos a mejorar:

Barcelona y Madrid ofrecen unas puntuaciones medias que le hacen ocupar la zona del TOP 50 y sus peores resultados se dan en economía en el puesto 79 y 70, respectivamente. También, uno de los bajos resultados es en Cohesión Social donde se sitúan entre las últimas ciudades del TOP 100. Para mejorar posiciones en esta dimensión hasta alcanzar puestos entre las veinte primeras ciudades con mejor Cohesión Social a nivel mundial, ambas ciudades deberían cambiar la distribución de la renta –uno de los indicadores más relevante en esta categoría-.

Los niveles de confianza en los gestores públicos así como la percepción que tienen sus ciudadanos sobre la corrupción, influye que Valencia opte por posiciones más bajas en Gestión Pública.

Málaga se ve lastrada por sus resultados en Economía 123º, Cohesión Social 117º y Gestión Publica 117º. Mejorar en estos aspectos, permitiría a Málaga escalar posiciones en el ranking mundial, tal como ha ocurrido en los últimos tres años en la clasificación ICIM.

A Coruña pese a ser una de las ciudades con menor número de habitantes ocupa el 5º lugar entre las ciudades españolas. Sus principales carencias se encuentran en las dimensiones de  Cohesión Social 128º, Movilidad 118º y la Gestión pública 167º. Esta última categoría es un aspecto a mejorar en casi todas las ciudades españolas del ranking, pero en el caso de A Coruña, posee el puesto más bajo que el resto de ciudades española hasta llegar al puesto 167 sobre 181 –el puesto más bajo ocupado por una ciudad española en cualquiera de las dimensiones-.

Sevilla alcanza también un puesto muy bajo en Gestión Pública, una “asignatura pendiente” patria. Curiosa también es su 89º en movilidad y transporte a pesar de poseer una gran variedad de transportes públicos y una de las mejores red de carril bici del mundo.

Por último, según este Índice In City Motion, Bilbao debe mejorar tanto en aspectos de Gestión Publica como en Influencia Tecnológica.

Puede consultar el estudio completo en citiesinmotion.iese.edu/indicecim/

portada sm

Cuando el avance tecnológico y el necesario apoyo a la sostenibilidad del medio ambiente se dan la mano surgen conceptos que proyectan un futuro esperanzador para la vida humana. Un ejemplo de ello son las Ciudades Inteligentes o “Smart Cities“, en las que mediante el uso del Internet de las Cosas (IoT), generarán una revolución necesaria para el correcto funcionamiento del mundo en el futuro.

Básicamente el concepto de Ciudad Inteligente o “Smart City” hace referencia a un tipo de desarrollo urbano basado en la sostenibilidad junto con el ahorro energético y económico. Pero para conseguir Ciudades Inteligentes o “Smart Cities“, necesitamos antes poseer hogares inteligentes. Esto se consigue mediante el Internet de las Cosas (IoT), pues poco a poco aparecerán en el mercado electrodomésticos que se encuentran interconectados con otros, posibilitando  hasta incluso controlar desde nuestro smartphone persianas, luces, etc… gracias a la domótica o que el frigorífico nos haga la compra.

“Ciudades Inteligentes o eco-eficiencia: ciudadanos interactuando desde sus dispositivos móviles con la ciudad”

El siguiente video es un reportaje realizado por La Vanguardia en el Smart City Expo World Congress en Barcelona (15 – 17 Noviembre, 2016). Veamos cómo funciona una Smart City:

Según un estudio realizado por el Centro de Globalización y Estrategia del IESE (dirección: http://www.ieseinsight.com/doc.aspx?id=1679&idioma=1)bajo la dirección de los profesores Pascual Berrone y Joan Enric Ricart conjuntamente con su equipo de investigación, y en función de los datos extraídos de la segunda edición del Índice IESE Cities in Motion (ICIM), las ciudades que ocupan el top ten en Ciudades Inteligentes 2014, a nivel mundial son:

ranking to 10sm

No obstante, no podemos hablar de Ciudades Inteligentes, sin contar antes con hogares inteligentes. Pero no sólo eso, sino contar también con el eje fundamental de todo este concepto: ciudadanos inteligentes. Ciudadanos adaptados a las nuevas tecnologías con conciencia medioambiental que crean en el desarrollo tecnológico sostenible, posibilitando la mejora de la calidad de vida en el planeta para generaciones venideras.

Guardar